IEBS Business School

Una mirada a las universidades españolas

Ranking universidades españolas

[busqueda cursos=»Postgrado en Analítica Web y Técnicas de Análisis, Curso de Posicionamiento y Marketing de Buscadores: SEO , SEM y Analítica Web, Máster en Dirección de Marketing Digital y Comunicación Empresarial, Máster en Informática, Postgrado en Usabilidad Web, Conversión y Experiencia de Usuario, Máster en Ingeniería Informática Aplicada a la Industria, a la Ingeniería del Software y a los Sistemas y Tecnologías de la Información «]

Ranking universidades españolas

Últimamente parece que España tan sólo va primera en lo malo (tasa de abandono escolar, desempleo, corrupción, etc.). En lo que respecta a la educación, nuestro país también deja bastante que desear, pero cuando vemos que algunas universidades españolas consiguen colocarse en las mejores clasificaciones mundiales, el optimismo no desaparece del todo. Si bien existen muchos rankings mundiales respecto a la calidad de las universidades, las españolas consiguen aparecer en la mayoría de ellos.

Entonces, sabemos que la calidad de las universidades no es la causa de la dramática tasa de desempleo juvenil. Pero hay un tópico muy recurrente en los tiempos de crisis y que las figuras públicas utilizan con frecuencia: “En España hay demasiados titulados universitarios”. Obviamente, los conocimientos nunca están de más aunque quizás el problema esté en que nuestra sabiduría se centra en determinadas áreas dejando desiertas el resto. En esta línea, si el ejemplo a seguir es Finlandia, en el gráfico se puede observar cómo se reparten en España y Finlandia la educación obligatoria, la formación profesional y la educación superior. Según estos datos, nuestro país se encuentra a una distancia de 20 años respecto al país nórdico. Asimismo, está claro que un modelo de país eficiente debe poder cubrir todos los sectores de trabajo.

Gráfica educación España Finlandia

Hacia los años 60 y 70, los trabajos que no requerían educación superior en España (obrero, electricista, etc.) tenían una remuneración muy baja, mientras que en la actualidad, parece que los titulados universitarios presentan unos sueldos muy bajos y una tasa de desempleo muy alta, comparado con las profesiones antes mencionadas.  Esto ocurre por la ley de la oferta y la demanda: en España hay más universitarios que en la mayoría de países europeos y que los puestos que se ofertan para ellos. Por otra parte, los que estudian formación profesional en nuestro país son muy pocos, lo que provoca que haya más puestos de trabajo con sueldos más altos, que acaban ocupando inmigrantes.

[relacionados align=»left»]Índice de contenidos:[/relacionados]

Entonces, no es que sobren universitarios, es que faltan muchos otros puestos por cubrir, sobre todo los que requieren formación profesional. Aunque, dentro de las mismas carreras universitarias también hay desajustes, pues los graduados en Derecho, Periodismo o Arquitectura, entre otros, superan con creces a los ingenieros, informáticos, bioquímicos o físicos. La falta de demanda de algunos grados, tan sólo es equiparable al desfase que sufren otras carreras como Periodismo o Derecho, cuyos docentes y programas deberían haber incorporado conocimientos aplicados a Internet y las nuevas tecnologías años atrás.