IEBS Business School

Cómo aprovechar el tiempo en la Navidad: conciliar vida y trabajo

La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles ha publicado una lista de consejos para que  sigamos unos horarios racionales y aprendamos a aprovechar el tiempo en las fiestas de Navidad. Las recomendaciones están orientadas a conciliar vida y trabajo aumentar la productividad, reducir la siniestralidad y dar un mayor valor al tiempo los días previos a las vacaciones de Navidad, además de a aprovechar nuestro tiempo de ocio.

Según Ignacio Buqueras, Presidente de la Comisión, “en la Navidad el ocio y las relaciones con la familia y los amigos cobran mucha importancia, aunque no debemos olvidar que seguimos teniendo que cumplir con nuestras obligaciones”.

Recomendaciones para aprovechar el tiempo en Navidades

Horario de compras adecuado: debemos tener en cuenta que el pequeño comercio cuenta con trabajadores que necesitan también conciliar su tiempo. Por ese motivo recomendamos evitar las compras masivas los domingos o en horarios intempestivos.

Planifica las compras: las jornadas maratonianas de trabajo y, en general, el apresurado ritmo de vida que llevamos casi por sistema los españoles nos “obligan” a dejar todo para el último momento; las compras de Navidad no son una excepción. La Comisión Nacional aconseja distribuir las compras en varios días para no sufrir así agobios y disgustos de última hora.

Reparte bien el tiempo del que dispones: el día, por mucho que lo pretendamos, no se puede estirar. Disponemos de 24 horas para realizar todos los menesteres y obligaciones, para entretenernos y para descansar. Por eso, seguir a rajatabla la regla de los tres ochos (ocho horas de trabajo, ocho de ocio y ocho de descanso) está más vigente que nunca en los días festivos.

Organiza tu trabajo: en estas fechas navideñas, en casi todos los sectores, exceptuando los del comercio y la restauración, la carga de trabajo suele disminuir considerablemente. Esto nos permite llevar un buen ritmo, mantener las tareas al día y dedicarle más tiempo a otras facetas de nuestra vida. Debe quedar claro que ello no debería ser una excepción de estas fechas, sino lo contrario: una norma de obligado cumplimiento durante todo el año.

Sé productivo: las Navidades son un buen momento para aprender a optimizar nuestro tiempo. Sería un grave error que el descenso del nivel de trabajo que conlleva este periodo del año fuera acompañado de una excesiva relajación durante las horas que pasamos en el puesto laboral. Debemos aprovechar el tiempo de trabajo, adelantar tareas y ser productivos también en Navidad.

Evita el descontrol: en las Navidades la gente suele descontrolar sus horarios: comidas, compras, reuniones con amigos hasta horas intempestivas… Parece que en estas fechas todo es válido y que todas las rutinas que seguimos el resto del año quedan olvidadas. Pero adoptar unas ciertas rutinas en Navidad nos ayudará a que la vuelta al trabajo sea menos traumática, eludiendo así el posible estrés que suele producirse al pasar de la nada al todo en un corto periodo de tiempo.

Sugiere comidas de trabajo en vez de cenas: las celebraciones de empresa, tan tradicionales en estas fechas, son una buena ocasión de hacer equipo y confraternizar en un ambiente distendido. Pero conviene que estas reuniones se hagan a la hora del almuerzo en vez de por la noche, sobre todo si se planean entre semana y al día siguiente hay que ir a trabajar.

No incurras en excesos: éstos provocan que nuestros biorritmos sufran alteraciones y nuestro cuerpo se rebele ante ellos. Los excesos siempre nos juegan malas pasadas. Debemos ser respetuosos y prudentes con nuestros horarios y los de los demás. Hay tiempo para todo.

Dedica tiempo de calidad a los tuyos: estas festividades son para compartir tiempo con tus familiares y amigos. Sin embargo, si nos obsesionamos con ver a todas esas personas próximas acabaremos por no disfrutar de su compañía. Lo conveniente es repartir adecuadamente el tiempo que dedicaremos a nuestros amigos y conocidos durante todo el año, ofreciéndoles de esta manera un tiempo de calidad.

Proponte buenos horarios para 2011: poco a poco los españoles somos más conscientes de la importancia que tiene el tiempo en nuestras vidas. Aún así, nos queda mucho camino por recorrer. Por ello, dentro de los buenos propósitos que cada cambio de año se hacen los españoles, pedimos que haya un espacio para unos horarios más racionales.

La Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles es una entidad sin ánimo de lucro que pretende concienciar a la sociedad sobre el valor del tiempo y la importancia degestionar y racionalizar los horarios. Esta comisión está formada por representantes de más de cien instituciones, ministerior, empresarios, sindicatos, universidades, etc.

[busqueda cursos=»Cursos