IEBS Business School

La mitad de las mujeres que trabaja en el negocio familiar no recibe remuneración

Uno de los grupos sociales que están más afectados por la situación económica global son las mujeres. Según datos facilitados por la Obra Social de Cajasol existe una importante discriminación de género. Según el informe presentado, las mujeres que trabajan en empresas familiares todavía están consideradas como colaboradoras sin salario ni registro de trabajo. Únicamente la mitad de ellas recibe un salario aunque la mayoría de casos se trata de cuantías inferiores a los 500 euros mensuales.

Según apuntan des de la Obra Social de Cajasol, esta situación es contraproducente para la economía familiar y global, al no estar estas personas presentes en el mercado laboral y no recibir prestaciones actualmente o en un futuro.

Otros datos indican que, según un estudio realizado por la UPO sobre las mujeres andaluzas y el régimen de colaboración, el 31% de las féminas colabora en la empresa familiar de manera regular y un 22% lo hace ocasionalmente. En el 43% de los casos analizados el titular del negocio es la pareja y el principal motivo para trabajar es servir al bienestar de la familia para un 85% de las entrevistadas.

Los principales motivos por los que las mujeres no tienen un contrato formal en el negocio son los problemas de liquidez de la empresa (42%) o bien que su trabajo en el negocio familiar se debe a una colaboración excepcional (44%). Desde el estudio destacan la necesidad de que el papel de la mujer se regule para poder tener un reconocimiento legal por el trabajo realizado, una prestación en un futuro y la posibilidad de ayudar a la economía a recuperarse de manera efectiva. Para ello es muy importante incorporar planes de conciliación y flexibilidad en el trabajo.

[busqueda cursos=»Cursos de Igualdad, Cursos de Economía, Cursos de Empresa, Cursos de Gestión de Empresa, Cursos de Administración, Cursos de Finanzas, Cursos de Gestión de Personal, Cursos de Recursos Humanos»]