IEBS Business School

¿Estresado? Seis consejos fáciles para decirle adiós al estrés rápidamente

Quien más o quien menos ha padecido estrés en algún momento de su vida pero cuando esta conducta es continuada acaba por convertirse en una enfermedad y afectar a nuestra salud. Los síntomas son muchos y muy variados: Insomnio, apatía, dermatitis, gastritis, tics nerviosos, dolores lumbares, cefaleas e incluso hipertensión y hacen que nuestro autoestima decaiga arrastrando a la productividad.

Si crees que estás en este grupo, lo importante es disminuir los niveles de tensión a los que estás sometido de manera continuada. Muchas veces, y según la gravedad de los casos, hay personas que necesitan tratamiento psicológico e incluso fármacos para aprender a sobrellevar esta enfermedad. Pero no será necesario llegar a este punto si sabes detectar los síntomas a tiempo y les pones remedio. Si eres capaz de averiguar cuando estás empezando a padecer estrés y le pones remedio, éste no irá a más.

Para ayudarte en este sentido, dumblittleman.com sugiere seguir una serie de recomendaciones que comportarán una relajación casi inmediata y harán aumentar tu bienestar.

–         Aléjate de la fuente que causa tu tensión. Por eso es muy recomendable dar un paseo rápido o cambiar de escenario. Este hecho ayudará a calmar y ordenar los pensamientos. Si no puedes salir, acudir al baño a refrescarse o tomar un tentempié son otras de las alternativas a tener en cuenta.

–         Respira lento y profundo. Esto te ayudará a equilibrar cuerpo y mente. En las situaciones estresantes tendemos a respirar de manera rápida y alterada y es un error, ya que nos pone más nerviosos. Lo que debes hacer es llenar tus pulmones al máximo, retener el aire y expulsarlo lentamente. Repite esta acción tres veces y verás como te sientes más calmado.

–         Medita. Si ves que las situaciones estresantes se repiten a menudo empieza a practicar meditación. Algunas disciplinas te ayudarán en el proceso de eliminar los pensamientos negativos que causan tu malestar y a que éstos no te afecten.

–         Lee. La lectura abstrae y ayuda a centrar la atención fuera del lugar de conflicto. Lee algún pasaje inspirador o algún post divertido. Puedes buscar un texto de ficción, las posibilidades son infinitas. Lo importante es que acabes por olvidarte, durante algunos instantes, de lo que te angustia.

–         Escucha tu canción favorita. Todos tenemos una canción que, pase lo que pase, nos alegra y nos pone las pilas. Busca la tuya y cuando tengas un episodio estresante póntela y disfrútala. También puedes mirar un vídeo gracioso en Internet o mirar un sketch de humor. Reír hará que liberes mucha tensión.

[busqueda cursos=»Cursos de Bienestar, Cursos de Relajación, Cursos de Yoga, Cursos de Motivación, Cursos de Naturopatía, Cursos de Quiromasaje, Cursos de Homeopatía, Cursos de Musicoterapia»]