IEBS Business School

Consumerización, cuando la tecnología doméstica se expande al mundo laboral

Que la tecnología forma parte de nuestro día a día personal y profesional es un hecho. Nos levantamos con la alarma del móvil, escuchamos nuestra música preferida mientras consultamos los correos electrónicos en nuestro smartphone de camino al trabajo, accedemos a las redes sociales y realizamos un gran número de gestiones gracias a las nuevas tecnologías. Esta inclusión en nuestro día a día provoca que se den nuevos fenómenos relacionados con los avances tecnológicos.

Uno de ellos es el conocido como consumerización. Se trata, ni más ni menos que de la intrusión de la tecnología doméstica en el ámbito laboral. Esto ocurre porque actualmente es igual de cómodo consultar el correo desde el ordenador de la empresa que desde nuestro smartphone mientras nos dirigimos a nuestro puesto de trabajo.

Incluso, se da el caso que muchas veces la tecnología de la que disponemos en nuestras casas es superior a la del trabajo. De hecho, el estudio ‘Two Worlds, One Life’, elaborado por la agencia Vanson Bourne y publicado por D-Link, revela que el 63% de los europeos preferiría usar las mismas firmas que usa en casa, también en su puesto de trabajo. Esto provocaría un mayor conocimiento del funcionamiento del dispositivo y más familiaridad con su explotación.

Este estudio también indica que los encuestados apuestan por las diferentes formas de conectarse a Internet, como Ethernet o Wifi, tanto en casa como en el trabajo. Es decir, a grandes rasgos, el acceso a las nuevas tecnologías a nivel doméstico ha hecho que la diferencia entre los dispositivos que usamos en nuestro entorno profesional con los que usamos en el personal se reduzca e incluso se borre.[relacionados align=»left»]Otros contenidos de este reportaje[/relacionados]

El informe de Vanson Bourne también revela que los consumidores demandan sencillez ante todo. La tecnología complicada de usar ha pasado a mejor vida y la sencillez y la practicidad se imponen a marchas forzadas. Asimismo, el diseño moderno o actual pasa de ser el motivo de compra de nuevas tecnologías, prefiriendo fijarse en otros aspectos más útiles como la confianza (38%), la innovación (17%) o el precio (12%).

[busqueda cursos=»Cursos de Nuevas Tecnologías, Cursos de Internet, Cursos de Informática, Cursos de Redes Sociales, Cursos de Diseño, Cursos de Programación»]