IEBS Business School

Planta cara a la crisis con planes de formación para empresas

Nuestro valor como profesionales es una suma de la experiencia adquirida y la formación recibida. Lo primero es consecuencia de lo segundo y en tiempos en los que encontrar trabajo es bastante más complicado, hemos de apostar fuerte por mejorar nuestros estudios.

Eso sí, una vez consigamos trabajo no nos hemos de relajar. Las profesiones evolucionan, especialmente en la época de las nuevas tecnologías, y si nos descuidamos y no continuamos formándonos, llegará el día en el que estaremos completamente desactualizados. Nuestro valor como profesional, decíamos es una suma de la experiencia y la formación, pero mientras se adquiere experiencia también se puede seguir adquiriendo formación. ¿Cómo? Con los planes de formación para empresas.

Este recurso consiste en impartir formación especializada y relacionada con el trabajo por parte de la empresa entre sus trabajadores. La compañía, antes de realizarlos, realiza una evaluación previa para detectar cuáles son las necesidades y posteriormente elige qué tipo de planes implementarán, a quién y de qué manera.

Normalmente esta formación se realiza en horario de trabajo, aunque también existen excepciones. Una de ellas, y que cada vez tiene más fuerza, son los cursos online. La posibilidad de mejorar en el trabajo desde casa y en cualquier momento ofrece mucha más flexibilidad, especialmente en aquellos trabajos en los que es difícil que las personas puedan dedicar un tiempo específico en realizar estos cursos de formación, como médicos, periodistas, bomberos o policías.

Una vez que la empresa ha evaluado las necesidades que necesita reforzar entre su plantilla y las ha convertido en objetivo de su formación empresarial, llega el momento de diseñar o contratar los planes de formación que mejor se adapten a sus trabajadores. Podemos dividir estos planes en dos tipos, según los objetivos a tratar.

Por una parte nos encontramos con aquellos planes que sirven para reciclar conocimientos de los trabajadores. Cuando contamos con una plantilla experimentada que lleva unos años trabajando en el mismo sitio, puede pasar que se haya quedado desactualizada. Las cosas cambian, cada vez a un ritmo mayor, y los conocimientos deben refrescarse para mantenerse siempre al día y ser competitivo. Por este motivo, una buena idea es realizar planes de formación empresarial para reciclar a los trabajadores.

Otra de las premisas que puede darse es que los empleados necesiten adquirir nuevas competencias, bien porque se implementa un nuevo concepto de empresa, maquinaria o proceso productivo o porque haya unas aptitudes que se necesiten aprender.[relacionados align=»left»]Otros contenidos de este reportaje[/relacionados]

Pero no solo los trabajadores necesitan formación, los superiores también. Para ellos también se han diseñado unos planes de formación para directivos que se basan en potenciar las competencias propias del puesto, mejorar las habilidades directivas, enseñar nuevas maneras de gestionar equipos, características de un buen liderazgo y de una buena gestión empresarial y, en definitiva, mejorar aquellos puntos que tienen que ver con tener que gestionar un grupo de trabajo.

[busqueda cursos=»Cursos de Formación, Cursos Online, Formación Empresarial, Cursos de Empresa, Cursos de Gestión Empresarial, Cursos de Habilidades Directivas, Cursos de Coaching»]