IEBS Business School

Ley de Emprendedores y la figura del Business Angel

[busqueda cursos=»Cursos de Emprendedores, Cursos de Administración y Dirección de Empresas, Cursos de Contabilidad, Cursos de Finanzas, Cursos de Gestión Empresarial»]

El  Business Angel será una figura importante en la futura Ley de Emprendedores. Una de las claves  que pretende reforzar la nueva Ley es el impulso de la figura del inversor privado y con ello la búsqueda de alternativas a las fuentes de financiación tradicionales para empresas de nueva creación.

La futura Ley de Emprendedores introduce la figura del Business Angel como clave en los procedimientos de búsqueda de capital con los siguientes objetivos:

Fomentar y estimular este tipo de inversión más informal y privada
Regular la definición y el régimen de actividad del Business Angel
-Crear un régimen de incentivos fiscales que faciliten el acceso al mercado a esta opción de financiación
Mejora de facilidades para el emprendimiento y posterior consolidación de empresas de nueva creación, permitiendo de esta manera una mayor dinamización del mercado laboral y la economía española.

Ventajas fiscales de los Business Angels

Una vez haya entrado en vigor la nueva Ley de Emprendedores, la persona que invierta en una empresa con fondos propios que no superen los 200.000 euros tendrá acceso a una deducción del 20% de la cuota Estatal del IRPF, alcanzando el importe máximo de 20.000 euros al año. O lo que es lo mismo, que podrá desgravar hasta 4.000 euros anuales.

Las ventajas fiscales que se han establecido en el anteproyecto de Ley para este tipo de inversión privada son un añadido a las que ya hay establecidas en las comunidades autónomas de Madrid, Cataluña, Galicia, Andalucía, Cantabria, Aragón, Baleares y Navarra.

[relacionados align=»right»]Otros contenidos de este especial…[/relacionados]

.

Otro de los puntos a tener en cuenta para el inversor es que, cuando quiera vender su participación en el negocio no tributará por la ganancia patrimonial generada si vuelve a invertir ese importe en otra empresa nueva o de reciente creación. Para acceder a las desgravaciones, la inversión tendrá que realizarse inicialmente y durante la creación de la empresa o en los 3 años posteriores.