IEBS Business School

Estudiar idiomas en el extranjero, la opción más rápida

Los diccionarios y los manuales de gramática están bien pero, para dominar un idioma, lo esencial es lanzarse a la piscina: escucharlo y hablarlo. Si puede ser, 24 horas al día. Y cuanto antes se empiece, mejor. No hay otra manera de adquirir una pronunciación auténtica o de aprender las formas más coloquiales, las que dominan en la calle, que pocas veces se reflejan en los libros de texto.

A veces el propio trabajo nos fuerza a viajar y poner a prueba nuestra fluidez. Pero si queremos desenvolvernos con soltura y que las situaciones de un viaje de negocios no nos pillen desprevenidos, no hay nada mejor que haber hecho antes una estancia de idiomas. Un buen momento puede ser al acabar la universidad, pero el hecho de ser ya profesionales en activo no debe frenarnos. Las vacaciones también pueden aprovecharse para mezclar aprendizaje y placer. Hay excelentes cursos para extranjeros. Visitar Florencia, Berlin o Vancouver no está reñido con sumergirse a fondo en el idioma.

El extranjero, en casa

Pero si la montaña no va a Mahoma, Mahoma siempre puede ir a la montaña. Cada vez existen más lugares en España donde se puede disfrutar de las ventajas de la inmersión lingüística sin grandes desplazamientos. Un fin de semana en Pueblo Inglés o los cursos de inmersión para ejecutivos de Castilla Languages son alternativas muy interesantes para quienes no dispongan de tiempo y dinero para viajar.

[busqueda cursos=»Cursos de Inglés, Cursos de Francés, Cursos de Alemán, Cursos de Italiano, Cursos de Chino, Cursos de Árabe, Cursos de Ruso, Cursos de Español»]