Noticias y actualidad sobre Educación continua, Grados, Masters y Postgrados y recursos gratris

Las diez leyes de la Responsabilidad Social Empresarial (I)

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE) es una de las características empresariales que cada vez más firmas están teniendo en cuenta a la hora de su gestión interna y externa. Aunque es un concepto relativamente nuevo, se ha extendido con fuerza en las empresas y cada vez son más las que se están adaptando a esta tendencia.

Si tienes una empresa y te estás planteando incorporar el concepto de RSE en ella, no te puedes perder los diez mandamientos a seguir recogidos por la publicación AméricaEconomía. Estos son los cinco primeros.

–         Análisis de intangibles. Según apunta la publicación, lo primero que debe hacer un directivo que quiera implementar políticas de RSE es considerar su misión y visión e incorporar los intangibles. Una vez hecho estos, se deberá crear un código de conducta y definir la estrategia que será aplicable a toda la empresa, no únicamente a unos departamentos.

–         Honestidad y coherencia. Se trata de predicar con el ejemplo y de realizar hechos, no dejarlo todo en palabrería. Recomiendan a las empresas que se hayan decidido a realizar este paso tener muy en cuenta la manera cómo la empresa se comporta, la forma en la que se despiden a los empleados, cómo son las condiciones laborales, etc. Ser coherentes con los hechos es fundamental.

–         Relacionarse correctamente con los siete grupos de interés. AméricaEconomía indica que existen siete grupos a los que deben llegar estas estrategias y que deben responder de la misma manera. El propietario de la compañía es básico porque financia el negocio e imprime las ideas y valores. Los colaboradores son la cara visible de la empresa y deben divulgar estos valores. Los proveedores suministran los bienes y servicios, pero también deben regirse por la RSE (imaginemos que el proveedor principal utiliza mano de obra infantil, la compañía no se regiría por la RSE al ser causante indirecta de este hecho). El cliente es el cuarto factor a tener en cuenta, al que no hay que mentirle y al que hay que venderle lo que se promete. El quinto grupo a tener en cuenta es la comunidad, muy activa a través de la red, seguido del medio ambiente, ya que hay que tener en cuenta las repercusiones en el medio cuando la empresa opera. Completa esta lista el gobierno que crea un marco de leyes en el que actuar.

–         Hacer bien tu propio trabajo. Muchas veces, en el proceso de identificar grupos de interés y sus percepciones y preocupaciones, se pierde la esencia, que es hacer bien el propio trabajo. Una vez más la coherencia es básica. Se ha de tener en cuenta cuáles son las demandas de los grupos de interés pero nunca anteponerlas a un trabajo de calidad.

–         Determinar quién dirige el programa RSE. Es básico que la persona que implemente las conductas de Responsabilidad Social Empresarial no sea el jefe de algún departamento, pues se corre el peligro que lo haga en su propia área con más fuerza que en el resto. Desde AméricaEconomía recomiendan persuadir todos y cada uno de los departamentos de la empresa y elegir a un responsable con visión estratégica, liderazgo y que dé ejemplo.

Conoce las siguientes cinco leyes de la RSE.

[busqueda cursos=»Cursos de Responsabilidad Social, Cursos de Medio Ambiente, Cursos de Sostenibilidad, Cursos de Gestión Empresarial, Cursos de Adminsitración»]

Salir de la versión móvil